Connect with us

Nuevas

El trato diario. Cómo tratar con los conocidos. Reglas de cortesía

No se 159864

Entonces, debes aprender a decir NO en el trabajo. Presión del grupo: deseamos encajar dentro del grupo, por lo que acabamos haciendo aquello que nos dicen. Falta de asertividad: nos sentimos incapaces de decir No sin herir a nuestro interlocutor, por lo que acabamos dando nuestro brazo a torcer. Se produce, por tanto, una paradoja, pues en nuestro intento de complacer al resto, los confundimos. Como puntualiza Manuel J. Smith en Cuando digo NO, me siento culpable, decir No sin sentir culpa es uno de los derechos que todos poseemos a la hora de comunicarnos. Igual que un bocadillo, esta estrategia se compone de tres partes. Después, entramos en el fondo de la materia, trasladando al interlocutor nuestra negativa a aceptar su invitación, siempre de forma asertiva y breve, añadiendo alguna razón que justifique nuestra postura.

Dirección destinatario Comentario adicional Tratar con los conocidos. Tratar con los conocidos. Cortesía a diario. Cortesía a diario Personas cercanas que no son amigos tampoco familiares Publicidad Un conocido es una persona con la que se tiene un trato cercano pero sin llegar a ser de amistad.

Empero podemos aprender mucho de las conversaciones en las que no coincidimos en nuestros puntos de vista, siempre que seamos capaces de escuchar y conversar de manera racional. Por desgracia, la mayoría o bien no nos atrevemos a mostrar nuestro desacuerdo o perfectamente perdemos los papeles cuando las cosas no van como nos gusta. Si te sientes irritado, recuerda que lo que te enoja es la abstracción o concepto que defiende tu artífice o amigo, tutor, compañero, etc. Evita despreciar las ideas y creencias de la otra persona. Utiliza frases en primera persona yo para comunicar cómo te sientes, lo que piensas y lo que quieres o necesitas. Por ejemplo, decirle a tu madre o a tu padre Siempre me recuerdas mis tareas los miércoles cuando sabes que tengo un montón de deberes suena muy diferente que decir me siento muy agobiado, porque hoy tengo muchos deberes. Escuchar bien es una manera de mostrar que respetas y entiendes el punto de vista de la otra persona. Cuando sea tu turno de hablar, repite cualquier punto importante que la otra persona haya mencionado para demostrar que escuchaste y oíste lo que dijo. Mantén la calma.

El profesor de la Wharton Business Schoolhabía presumido siempre de estar disponible para todo aquel que necesitara su ayuda. Dada su creciente popularidad, llegó un punto en el que fueincapaz de atender a todo el que le escribía. Se debe emplear con cuidado. Para quedar bien con este tipo de gente, Grant les responde recomendando una serie de libros sobre los temas para los que la andoba pide ayuda. Antes de redirigir la petición de una persona a un colega, tienes que estar seguro de que la persona que pide ayuda es de fiar. Grant cuanta con Reb, un experto en psicología aplicada con el que colabora ennumerosos proyectos. Como la mayoría le preguntaban cosas parecidas, el profesor le propuso que hiciera pequeños grupos y los juntara semanalmente en un chat.

Click to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.